Solo hay dos formas de hacer desaparecer un problema: evitándolo o resolviéndolo.

En Legal Lifeline somos expertos en las dos vías.

A cada problema, una solución especializada.

¿Cómo lo hacemos?


Error. Tu navegador no soporta canvas.

El cliente nos llama o nos manda un email en cualquier momento del día y uno de nuestros abogados le responde a sus dudas y le da un diagnóstico del asunto legal que se trate.

¿Es suficiente para dar por finalizado el asunto?

Si

No

Si para solucionar el asunto legal nuestro abogado necesitara más información o documentación, se la solicitará al cliente. (Pólizas de seguros, contratos firmados...)

¿Es suficiente para dar por finalizado el asunto?

Si

No

Nuestro abogado redactará o revisará los escritos legales que se precisen. (Contratos, cartas de reclamación...)

¿Es suficiente para dar por finalizado el asunto?

Si

No

Si es conveniente, será el abogado de Legal Lifeline quien negociará con la parte contraria de nuestro cliente con el objetivo de conseguir un acuerdo favorable... (Compañías de suministros, telecomunicaciones, Bancos, Comunidad de vecinos, talleres...)

¿Es suficiente para dar por finalizado el asunto?

Si

No

Al llegar a este punto, la mayoría de los asuntos legales que plantean nuestros clientes quedan resueltos. Sin embargo, en ocasiones, es necesaria la asistencia personal de un abogado. En ese caso, le atenderemos en uno de los despachos homologados de nuestra red, donde encontrará la mayor profesionalidad con un trato preferente:

Despacho de su zona más conveniente para su asunto legal, verificado y controlado por Legal Lifeline.

Primera consulta gratuita.

Presupuesto completo y detallado por escrito. Revisado por Legal Lifeline.

Legal Lifeline comprueba que se han realizado los descuentos pactados para nuestros clientes y asesora en la Hoja de Encargo entre Despacho y cliente.

Legal Lifeline supervisa la calidad y eficacia de todo el proceso y nuestro cliente puede consultarnos en cualquier momento del mismo.